SHOW REVIEW

The Police se presentó con sus virtudes intactas en el Nacional...

Los músicos se movían como hace 20 años: Sting con su registro intacto, Summers saltando sobre la batería y Copeland que sorprendió con su virtuosismo.

Sólo después de que terminara 'Get up stand up' de Bob Marley, las luces se apagaron y pasadas las 22:30 horas apareció The Police en pleno. El baterista Steward Copeland abrió con un golpe de gong para presentación impecable; Sting y Andy Summmers tomaron posición del escenario y saludaron con la canción 'Message In A Bottle'.

Las torres laterales encendieron sus luces a la segunda canción 'Synchronicity 2', iluminando a las 50 mil personas que llegaron al Estadio Nacional con los colores institucionales del trío inglés.

'Entonces deben haber unas cien mil manos?', se preguntó Sting y el público iluminado hasta el final con rojo, azul y amarillo- respondió con aplausos en el tercer tema 'Walking On The Moon'.

Si a esas alturas quizás se echaba de menos un poco de volumen en el aporreado bajo de Sting, el vocalista se echó al hombro la primera improvisación de la noche arrastrando un riff en las cuatro cuerdas que resumió de gran manera lo que es este Police 2007: una coctelera de reggae, rock y la maquinaria industrial aceitada al máximo. Sonido nítido y potente, hits y hits, y tres destrezas entregadas a la galería.

Los músicos se movían como hace 20 años: Sting con su registro intacto, Summers saltando sobre la batería y Copeland que sorprendió con su virtuosismo. El escenario de The Police tuvo en su fondo tres pantallas gigantes que proyectan al trío, dos que están a los costados del escenario, dos más levantadas en la cancha, y arriba una pantalla curva, todas ellas proyectando desde burbujas lunares hasta niños con cara de desamparados (sí, hasta con The Police, la demagogia solidaria tuvo lugar, pero con 'Invisible sun' sonando y colándose en un medley perfecto con 'Do, Do, Do, Da, Da,Da', parecía un detalle).

La zampoña con que jugueteó Sting al comienzo de 'Walking In Your Footsteps', la versión épica de 'Roxanne', el liderazgo melódico y ruidista de Summers en 'So Lonely' quien cada día se parece más a David Gilmour-, el final falso con 'I ll be watching you', y el cierre por lo alto, anfetaminado, de 'Next To You'. Casi dos horas en el cronómetro para un concierto eterno.

A la puesta en escena más esperada del año antecedió la presentación de músico californiano Beck, quien pasadas las 21:00 horas se posó en el escenario para mostrar su trabajo hasta las 22:00 horas.

Y si los comentarios del otro lado de la cordillera hablaban de un show apagado, el primer tema, 'Devil s haircut', fue una patada en la cabeza para los tres cuartos de público que ya ocupaban los campos del Nacional. 'Esta es nuestra primera vez acá y nos gustó mucho, nos gustaría quedarnos más tiempo y ojalá que podamos volver', dijo. Le cobraremos la palabra: 'Black Tamboirine' inusualmente eléctrico, 'I m think I m in love' (uno de los pocos de 'The information', para los que Beck casi pedía permiso, como si el contrato exigiera sólo hits), 'The New Pollution', y siga contando.

Beck se apoyó en una banda que, sabemos, improvisó entre amigos y cumplieron. Quizás al final, con 'E pro', los coros se demoraron en entrar. Pero Nigel Godrich se despedazó saltando en 'Lost cause', con su mandolina calzada a la boca. Porque hasta el intervalo que recogió tres canciones de su 'Sea Change' (2001) al hilo: 'Sunday sun', 'Paper tiger' y 'Lost cause', hacía sonar a Beck poderoso, ahí calzándose su disfraz a lo Kurt Cobain. Y eso que es su disco melancólico. Que vuelva. Y solo.

(c) La Nación



The Police hizo realidad su leyenda en Chile, según la prensa...

La prensa chilena se rinde hoy ante la banda británica The Police y afirma que en el concierto brindado en el Estadio Nacional, que se prolongó hasta la madrugada, el grupo hizo realidad su leyenda en el país.

Una leyenda fraguada desde que el trío encabezado por Sting se presentó por primera vez en este país, en febrero de 1982 en el Festival de la Canción de Viña del Mar, actuación convertida en objeto de culto por los adictos de la música rock.

El diario La Tercera comenta hoy que si a ese mítico concierto de hace 25 años hubiese asistido la mitad de quienes aseguran haber estado presentes, de seguro sobrepasarían la cantidad de gente que asistió anoche al Estadio Nacional, calculada entre 45,000 y 50,000 personas.

'The Police revivió su historia con potente show', destaca La Tercera, que añade que la banda repasó sus clásicos con un fuerte despliegue visual y tecnológico.

'Pasado brillante, presente total', afirma el diario El Mercurio, a cuyo juicio el grupo 'tuvo su revancha' en Chile 'y demostró que las segundas partes, cuando se aceitan de manera precisa, sí funcionan'.

'The Police, que alguna vez fue la banda más grande del planeta, aún sabe cómo reinterpretar el gesto', comenta el decano de la prensa chilena.

Para El Mercurio, de no mediar un milagro que les arrebate el trono en lo que queda de 2007, Santiago vivió su mejor concierto del año. Música del pasado que todavía brilla'.

'Mensaje (en la botella) recibido', destaca por su parte el diario La Nación, en referencia a 'Message In A Bottle' (1979), la canción que se ha transformado en el caballo de batalla de la banda para abrir su espectáculo en su gira de reencuentro.

Para el periódico, el grupo británico 'arregló todas sus cuentas' en Chile, en alusión a la visita que hizo ayer Sting a La Moneda, donde se reunió con la presidenta, Michelle Bachelet, y familiares de los detenidos desaparecidos durante la dictadura de Augusto Pinochet, ocasión en la que el cantante reafirmó su compromiso con la defensa de los derechos humanos.

El diario Las últimas Noticias pone el acento en los asistentes, entre los que había autoridades del Gobierno y muchos representantes de la música, el deporte y la farándula local, y afirma que The Police los hizo bailar a todos.

La banda británica estuvo dos horas en el escenario, tiempo en el que interpretó una veintena de éxitos, todos coreados por el público, que de ese modo respondió a la invitación de Sting: 'buenas noches, señoras y señores, quieren cantar?, quieren cantar conmigo', dijo el cantante, en español, tras aparecer en el escenario.

Según el popular La Cuarta, el grupo 'dejó locos' a 50,000 fanáticos con éxitos como 'Sinchronicity II', 'Don't Stand So Close To Me' y 'Walking On The Moon', entre otros.

(c) Terra Espana

(0) Reviews and Comments